fbpx

El autor de la frase Menos es Mas, es el arquitecto alemán Mies Van der Rohe , nacido a finales del siglo XIX, él fue el pionero de la arquitectura moderna. En sus trabajos el buscaba un nuevo estilo arquitectónico que representara los tiempos modernos y propuso un estilo minimalista.

Dicha corriente minimalista nos habla de la claridad y sencillez en sus diseños. La creación de espacios abiertos en dónde fluyera el aire y dónde se pudiera circular sin obstáculos.

«Menos es más» significa reducir en algo los elementos esenciales que componen la cosa. Todo lo demás disturba o no es necesario esto significa que no todo en la vida es complejidad.

Por ejemplo una de las obras de Mies Van der Rohe es el Pabellón Alemán de Barcelona donde vemos que la abstracción es total. La claridad puede venir del simple hecho de dejar entrar la luz, la transparencia de no usar materiales pesados y a la hora de diseñar: es volver a lo básico.

 A partir de este minimalismo, y la frase menos es más, se ha llegado a la conclusión que esto, se puede aplicar en todos los ámbitos de nuestras vidas. Desde la forma como hablas, te vistes, sueñas tu casa, trabajas, te relacionas etc. Muchas veces la palabra más no necesariamente significa ser mejor o tener más que otros. Sin embargo, nos han vendido la idea de consumir más para ser felices, y muchas veces la felicidad solo dura el día que te fuiste de compras. Los gastos de más, el espacio que te ocupa todo eso que compraste, y la energía que gastas destinándole un uso y un espacio a los objetos, muchas veces terminan quitándote más de lo que realmente te aportan.

 En un contexto social como el actual, dónde el ritmo de la vida se acelera más y más, como lo vemos en el ámbito laboral, personal y en general en todos; dónde en un día en promedio hablamos con 10 personas por un chat, y dónde el consumismo pareciera ser la fuente de la felicidad, vale la pena parar, reflexionar y volver a conceptos filosóficos básicos: ¿Menos es más? Esta frase que a todos se nos ha aparecido en más de una conversación en la vida, dice mucho en pocas palabras.

En la psicología, hay 4 principios básicos, para llevar una vida minimalista.

1) Vivir con Intención

Una de los puntos principales, es vivir con intención. En su esencia, el minimalismo es la promoción intencional de las cosas que tiene más valor emocional y la eliminación de todo lo que puede distraer el enfoque en ellas. Es una vida que obliga a las mejoras en casi todos los aspectos de su vida, se caracteriza por la claridad, el propósito y la intencionalidad.

2) Liberarse de la pasión por poseer

La cultura moderna ha comprado la idea de que la buena vida se encuentra en la acumulación de cosas y en poseer tanto como sea posible. “Más es mejor” podíamos definirlo y se han suscrito de forma inadvertida a la idea de que la felicidad se puede comprar en una tienda.

El Minimalismo propone explorar una vida basada en las relaciones humanas, las experiencias y el cultivo de las sensaciones. “Y, al hacerlo, se encuentra la vida.” Dice el escritor minimalista Joshua Becker.

También es liberarse de todo lo que ocupa espacio en nuestra casa, en nuestra oficina, en nuestro trabajo.

3) Volverse más lento y más activo

Actualmente vivimos a un ritmo acelerado. Estamos demasiado apurados y demasiado estresados. Trabajamos largas y dramáticas horas para pagar las cuentas pero la vida se va en eso. Inclusive, algunas personas se sienten orgullosas de mostrar esa vida hiperactiva y desconectada de cosas mínimas. Corremos de una actividad a otra, incluso realizamos múltiples tareas a lo largo del camino, pero parece que nunca podemos terminar de hacer las cosas que teníamos previstas.

El minimalismo propone que nos detengamos y vayamos más despacio. Es hora de ralentizar la vida y liberarnos de esta histeria moderna por vivir más rápido. La idea es mantener sólo lo esencial. Eliminar las frivolidades y mantener lo significativo. Y, al hacerlo, valoramos más los esfuerzos intencionales de los que hablábamos al comienzo, aquellos que realmente añaden valor a la vida.

4) Unidad de vida

El estilo de vida que muchos han elegido los obliga a presentar una cierta imagen externa que depende de las circunstancias. Tratar de cumplir las obligaciones familiares, las obligaciones con los amigos y las obligaciones con el trabajo, está reñido con la posibilidad de vivir una armonía siendo feliz con lo que uno eligió. Uno debería poder disfrutar de estar con la familia sin estar pensando en las obligaciones laborales y viceversa.

Los minimalistas creen que la vida simple es coherente. Han decidido llevar un estilo de vida que es completamente transferible sin importar la situación. Es la misma vida la noche del viernes, que el domingo por la mañana… o inclusive el lunes por la mañana. Es fiable, confiable y sin variaciones. Funciona en todas las circunstancias.