fbpx

La importancia de votar radica en que es la forma más efectiva de hacer uso pleno de la democracia para exigir, reconocer o castigar a los servidores públicos. Votar es uno de los actos más importantes que tenemos como ciudadanos, por lo que debemos ser conscientes de la responsabilidad que esto conlleva y salir a ejercer nuestro voto el próximo 6 de junio.

Las elecciones nos hacen partícipes de las decisiones que se toman en todo el país, por lo que es fundamental conocer a los candidatos (historiales o perfiles, sí es que han gobernado con anterioridad), así como sus propuestas, para poder reflexionar sobre cuáles de estas tienen la probabilidad y viabilidad de cumplirse en el plazo previsto.

Salir a votar no quiere decir que pertenecemos a x o y partido, sino que es un acto de participación ciudadana que debemos efectuar a partir de los 18 años de edad, y que bien ejecutado, nos permite expresar opiniones, inconformidades y sugerencias. Sin embargo, muchas veces creemos que anular el voto es la mejor opción cuando nuestros ideales no empatizan con ningún candidato, lamentablemente en nuestro sistema electoral, el voto nulo solo sirve para conocer y medir la asistencia de los ciudadanos.

Siendo más específicos, cuando anulamos la boleta o votamos en blanco, nuestro voto no es incluido en el conteo final, y entonces cada voto que se hizo por un partido o candidato específico vale poco más de 1. Entonces, nuestro voto nulo le suma puntos a aquellos por los que no queríamos votar desde un principio e indirectamente los beneficia. 

Anular el voto tiene los siguientes efectos:

  1. Perjudica a los partidos pequeños.
  2. El voto nulo no se considera en la votación total o final.
  3. El voto nulo aumenta o beneficia a los partidos más representativos, acrecentando su bolsa presupuestal y diputaciones plurinominales.

Así que no lo pienses y sal este 6 de junio a votar !